Cuando Dios cierra una puerta … abre una ventana

LA PUERTA
Cuando la realidad

Y su cordura

Se apoderan de tus sueños

Y tus ansias.

Cuando se retuerce

La escritura

Convertida en precauciones

Y nostalgias.

Cuando –ciegos de luz-

Mil y un escribas

Dan fe de su estúpida

Prestancia.

Sólo me queda la locura

-amiga mía-

Espada con la que espantar

A la ignorancia.

LA VENTANA
Otra vez,

Fuego en el que arden mis palabras.

Quizá siempre,

Sonido de tu voz

En mis entrañas.

Ahora y cuando,

Tu nombre busque mi deseo,

Al viento que galopas nuevamente;

Corazón que anhela su mañana.

Anuncios

Publicado por

Robinson

“Suponga, le dije, que un día nos rescatan ... ¿No lamentará no llevar con Usted al regreso algún tipo de diario de estos años de naufragio para que todo cuanto ha pasado no muera en el olvido?” FOE. J.M. Coetzee

2 comentarios en “Cuando Dios cierra una puerta … abre una ventana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s