Me bastan las palabras

Cuando el fulgor

Me deslumbra,

O el vacío me desvela.

Cuando amo

A los que me rodean

O me siento, por ellos, rodeado.

Cuando claramente te distingo

O desapareces de mi lado.

Cuando un inespecífico deseo,

Me ocupa

Y me siento devorado.

Cuando espero,

Como yo espero,

Deficientemente y trastornado.

Cuando la lluvia avanza

Y moja mis sueños

Y seca y amojama mi pecado.

Cuando no sé mirar

Y ver la magia

En lo pequeño,

Cuando se encoge

Mi ánimo y parece robado.

Me bastan las palabras,

-Y tus ojos-

Para que brote el jardín 

Desde adentro; bien amado!