Botellas al mar


Si volviera a empezar
hiedra en tu jardín
sería
y naranjas para tus sueños.
Si pudiera escoger
sería
mi centro
tu cuerpo
Tan amorosamente conocido.
Si supiera volver
serías tú
el final gozoso de mi infancia.
Si me dejaras soñar
-rumor, umbría y hierbabuena-
sería
contigo fuente, por ti camino..
Si algún día me encuentra
tu barco salvador
y me rescata tu risa
de mi invierno.
Si una mañana me despierto
y madruga mi corazón
para ver su futuro
y su esperanza.
Si la tarde que declina
para que se difumine mi derrota
suena como un blues
y una promesa.
Si la vida se define
-puta traidora!-
Quizá estas botellas al mar
encuentren dueño
y el sol navegue como un sueño
con la marea…